dimarts, 29 de novembre de 2011

La copa (no) es nuestra - Frei Betto

Para que un país funcione bien necesita reglas. Si carece de leyes y de quien las haga cumplir, cae en la anarquía. El Brasil tiene más leyes que población. En principio, ninguna de ellas puede contradecir a la ley mayor: la Constitución. Sólo en principio. En la práctica, y en el próximo Campeonato de Fútbol, la teoría es otra.

Llegiu l'article sencer a

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada