dimecres, 7 de desembre de 2011

Durban. Avanzábamos demasiado lentamente en la buena dirección, pero ahora marchamos en la mala - Jade Lingaard

Dos años después del fracaso de la conferencia de Copenhague /1, la sorpresa no es que el Protocolo de Kyoto se extinga al fuego lento, amenazado por la fecha de caducidad de su primer período de compromiso, que se acaba a finales de 2012. Sino que esta extinción anunciada sea acompañada de una total indiferencia.

Llegiu l'article sencer a

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada