dimarts, 27 de desembre de 2011

Retrocediendo 1.200 años - José María Castillo

Se sabe que en el “Liber officialis” de Amalario (hacia el año 827), ya se veía la misa como un ritual ofrecido, no tanto por los fieles, sino principalmente por los sacerdotes (Y. Congar). Y es que, durante el siglo VIII, ocurrió que las lenguas vulgares se desarrollaron entre la gente, mientras que el clero mantuvo el latín como lengua propia de la religión y de la liturgia.

Llegiu l'article sencer a

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada