dilluns, 5 de desembre de 2011

Torturas e independencia judicial - Gerardo Pisarello - Jaume Asens

Hace una semana, el Tribunal Supremo absolvió a cuatro guardias civiles previamente condenados por torturar y lesionar a dos miembros de ETA, Igor Portu y Mattin Sarasola, responsables del atentado contra la terminal 4 del aeropuerto de Barajas. En parte, el hecho no es nuevo. Por regla general, los tribunales son reacios a aceptar denuncias de tortura.

Llegiu l'article sencer a

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada