dilluns, 12 de desembre de 2011

Dormir con el enemigo - Nazanín Armanian

Gulnaz, la joven súbdita de la República Islámica de Afganistán, tutelada por la OTAN, que fue encarcelada por ser violada y a la que cuadriplicaron la pena al poner un recurso, es el rostro de las mujeres de su tierra, gobernada por un tal Karzai que, en un alarde de compasión, la indultó a condición de que se convirtiera para toda su vida en la esclava sexual de su agresor –que anda libre-, evitando así otros 12 años y estar  a merced de los carceleros.

Llegiu l'article sencer a

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada